SEO y SEM dos estrategias para ganar visibilidad

El posicionamiento SEO es uno de los factores más interesantes de trabajo para buena parte de los portales web, que quieren conseguir generar un mayor tráfico de visitas. Sin embargo, esta no es la única alternativa, ya que también existen estrategias tipo SEM que te pueden ayudar a llegar a un mayor número de usuarios. Aquí te explicamos lo principal acerca de ambas.


El posicionamiento SEO y sus ventajas

Este es un posicionamiento orgánico y natural. Es decir: que tu página aparecerá en las primeras posiciones de Google gracias a un trabajo previo que vayas realizando, y teniendo en cuenta una serie de factores que el algoritmo que emplean las arañas de Google favorecen. Estas serían sus ventajas:

– Es más duradero. Es cierto que puedes tardar mucho tiempo en llegar a una buena posición. Pero, de entrada, vas a estar en ese lugar por un tiempo mucho más prolongado.

– Mayor volumen de tráfico. A diferencia de las estrategias publicitarias, esta posición te garantiza más visitas, ya que la inmensa mayoría de usuarios se quedan con la primera o con la segunda sugerencia de Google. Y muchos ni siquiera se animan a entrar en el contenido anunciado.

– Mejor reputación. Este factor no siempre se considera como un plus para desarrollar este tipo de estrategias, pero lo cierto es que cabe pensarlo así. Un buen posicionamiento orgánico lo consigues gracias a un contenido de calidad, a un estudio detenido del mercado y al análisis que la gente considera de valor. Por lo tanto, te ayuda a ser un experto en la materia. Algo que, sin lugar a dudas, añade notoriedad a tu marca.

– Se puede combinar con otro tipo de estrategias, ya sea en redes sociales, o también comprando publicidad en la zona de display.


El SEM y sus ventajas

Estos serían los anuncios pagados en los buscadores para determinadas palabras clave. Son especialmente útiles en promociones, para vender online y demás. Pero tienen otra serie de características interesantes.

Infinitud de palabras clave. A diferencia del modelo anterior, en este caso, puedes tratar de posicionarte para prácticamente un sinfín de palabras clave.

– Útil para las campañas. Si tu objetivo es incrementar las ventas o centrarte en momentos más sensibles del año, el SEM te ayuda a estar preparado, por ejemplo, para las Navidades, sin tener que hacer una inversión en posicionamiento natural que te llevaría meses alcanzar.

– Variabilidad de precios. Existe la opción de que encuentres un segmento de búsquedas en el que nadie se haya colocado, y poner ahí tus anuncios a un bajo precio. De esta manera, la rentabilidad de tu campaña crecería enormemente.

Se puede combinar. Al igual que en el caso anterior, tú puedes juntar tus anuncios con un plan de posicionamiento orgánico o con cualquier otro desarrollo de marketing digital para conseguir unos mejores resultados.

En conclusión, el SEO y el SEM son dos planes que te ofrecen una gran funcionalidad. Ahora dependerá de tus objetivos específicos para saber cuál te conviene elegir y adoptar para tu página web.

 

Publicado por: David Lanau

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn