Cómo grabar tutoriales para vender cursos online

¿Eres experto en alguna materia? Pues seguro que alguna vez se te habrá pasado por la cabeza grabar tutoriales para luego poder vender ese contenido en tu sitio web. ¿No sabes por donde empezar? Yo te cuento como lo hago.

En primer lugar tengo que decirte que hasta que yo comencé, tuve que invertir un montón de tiempo en probar varios métodos, herramientas y maneras de trabajar, hasta dar con la que creo que es mejor. (Por lo menos para mí) Así que sigue leyendo porque evitarás perder tiempo como yo lo hice en su día.

 

Consejos para grabar tutoriales

1 – No pienses que tienes que ser un catedrático en el tema

Siempre habrá alguien mejor, con más conocimientos y con una técnica más pulida… pero si consideras que puedes aportar algo para que otros puedan mejorar, ¡Adelante! Además te aseguro que mientras vayas grabando y estructurando tus cursos, tus ansias por saber más acerca de los temas que tocas te harán ser mejor profesional en tu sector.

 

2 – No hace falta invertir miles de euros en equipos informáticos y software.  

Es evidente que a mejor equipo mejores resultados, tanto de video como de sonido. Pero puedes optar por opciones más económicas que pueden dar la suficiente calidad para empezar a crear contenido. Conozco a auténticos “cracks” de los info productos que graban con sus móviles (tanto audio como vídeo) con resultados más que aceptables. Es verdad que con un software de grabación profesional y un micro de estudio puedes hacer maravillas, pero creo debes empezar a practicar con lo que tengas a mano. Además te digo que vas a tener que grabar mucho hasta que cojas soltura, tanto en el trabajo de presentación como con tu capacidad de expresión. Te irás dando cuenta de que repites mucho algunas frases, o incluso los típicos “emmm…”, los “Vale”, etc… (Yo todavía lo hago, jejejej)

 

3 – Paciencia y trabajo duro, la clave del éxito

Ganar dinero vendiendo tutoriales Online es un trabajo que te consumirá muchas horas de tu vida, te lo aseguro. Tendrás momentos de frustración porque verás que dedicas mucho tiempo pero no obtienes resultados. Esto es así para todos, no te rindas. Hazlo lo mejor que puedas y ponte objetivos, por ejemplo, un video a la semana. Ser regular en tus creaciones es un punto clave.

 

4 – Establece el modelo de monetización correcto

Cada contenido es un mundo y los usuarios dispuestos a comprarlos también. No es lo mismo vender video tutoriales para aprender a realizar una determinada acción (Crear pulseras),  como crear video tutoriales de estrategias para mejorar tu “marca personal”.

Dicho esto, podemos diferenciar varios tipo de monetización. Yo las separaría a grandes rasgos respecto a si tienes sitio web o no. Si no dispones página web tendrás que subir tu contenido a plataformas de cursos tipo Domestika o Tutellus, o bien intentar ganar dinero con Youtube o Facebook a través de anuncios. Mientras que si dispones de sitio web la cosa cambia y mucho.

 

Cómo vender tus tutoriales sin intermediarios

Qué necesitas:

Ordenador: Seguro que tienes uno. Empieza con el que tengas y si eres igual de friki que yo, seguro que ya tienes en mente el próximo…

Software de grabación: Si eres usuario de Apple con Quick Time Player puedes grabar y ya viene instalado en el equipo. Si te decides a comprar otro software, te recomiendo ScreenFlow, yo lo uso y me va genial.

Micrófono: Puedes empezar con los cascos que venían al comprar tu teléfono móvil. Pero si vas enserio te recomiendo el micro Blue Yeti. Es muy conocido, funciona genial y encima puede ir conectado directamente a tu ordenador.

Cuenta en Vimeo Premium: Gracias a esta cuenta de Vimeo podrás bloquear tus vídeos para que solo puedan ser visualizados dentro de tu/s dominios.

 

Un vez que tengas todo lo comentado en marcha toca implantar el sistema de monetización en tu página web. ¿Cómo lo puedes hacer?  Si el código te da alergia puedes hacerlo restringiendo el contenido mediante plugin de membresía o con plugin tipo LMS (Learning Management System)

 

Plugins de membresía:

Gracias a estos plugins podrás restringir tu contenido de manera total o parcial. Luego podrás solicitar un registro y/o un pago (único o recurrente) para poder acceder a la información restringida. Os dejo los que utilizo habitualmente y se que funcionan muy bien:

Restrict Content Pro

Un plugin de pago muy conocido por su rendimiento y ligereza, deberás combinarlo con varias add-ons además de un sistema de cobro (EDD por ejemplo) para lograr que todo funcione como quieres.

Woocommerce MemberShips

Extensión que convierte tu WooCommerce en un membership site. Además si lo combinas con WooCommerce Subscription podrás realizar cobros recurrentes. Si tu membership site va a contener también productos físicos que tendrás que enviar, esta es tu mejor opción.

LMS (Learning Management System)

Además de poder restringir contenido, podremos utilizar todas las funcionalidades propias de una academia Online (Exámenes, certificados, etc…) Existen infinidad de opciones, os dejo los que a mí más me gustan:

Learndash

Mi plugin preferido para crear academias online. Dispone de un montón de add-ons para combinarlo con diferentes sistemas de membresía o de cobro. Os recomiendo que paséis por su sitio web y os informéis más de todas sus funcionalidades.

Sensei

Extensión de WooCommerce que convierte tu WooCommerce en una academia. Creas un curso y lo asignas a un producto de WooCommerce para realizar el cobro.

 

¿Cómo lo hago yo?

Yo utilizo una versión híbrida entre lo que os comento aquí, porque es lo que considero mejor para mi caso. Utilizo WooCommerce Membership y Subscription para la membresía y restrinjo el contenido mediante shortcodes personalizados. Decidí utilizar WooCommerce porque en mi proyecto tengo pensado también realizar envíos físicos de otro tipo de productos. Los listados de cursos los he creado mediante Custom Post Types personalizados porque además de mejorar el rendimiento, tengo más control y capacidad de personalización.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn